05 junio 2009

VOY A VOTAR... Y VOY A VOTAR AL PSOE.

Voy a votar el domingo. El motivo fundamental es que creo que me lo debo a mí y a la democracia. Creo en ella, en la democracia y creo que es el deber de cualquier demócrata. Para defenderla, para que siga creciendo y para que no se me olvide que hasta que yo tenía 8 años mis padres no pudieron hacerlo. Siempre voto y esta vez también.

Son elecciones europeas. Elegimos a los representantes de un parlamento en el que se deciden muchas de las leyes, y cuyas decisiones me afectan a mi, y aunque no lo creamos, a pueblos tan perdidos como el que yo vivo. Quiero intervenir en la elección de que quienes van decidir sobre mi futuro y sobre el de los que quiero. Quiero que sean los que piensan como yo en la mayoría de las cosas. Estamos en un momento sensible e histórico y de lo que se haga y decida en estos momentos dependerá nuestro futuro y nuestra manera de vivir (fundamentalmente por el sistema económico que elijamos a partir de estos momentos)

Por todo ello el domingo voy a votar y voy a votar al PSOE. ¿Motivos? Muchos pero voy a intentar resumirlos.

El primero es natural, lo que me ofrece este partido. También, no quiero negarlo, para intentar compensar cualquier voto a la derecha, y sobre todo a la extrema derecha. Si con mi voto ayudo a que haya un solo diputado menos de derechas me siento confortado. Voto a voto lo conseguiríamos.

Creo en el proyecto de una Europa progresista, en el que tienen cabida la igualdad, los derechos de los ciudadanos, los servicios públicos, las protecciones sociales y la importancia de los trabajadores y trabajadoras por encima del capital, el respeto a la diversidad. En definitiva, creo en una Europa más justa.

Voy a votar al PSOE porque quiero que en el Parlamento Europeo haya mayoría de diputados de izquierdas que defiendan los logros sociales, y especialmente los de los más débiles, conseguidos a lo largo de muchos años. Y sobre todo por que se han presentado a estas elecciones con un programa y un proyecto que en otros casos brilla por su ausencia.

Con mi voto quiero impedir que estas elecciones al Parlamento Europeo las gane un partido que en ellas ha visto una segunda vuelta de las generales que ya ganamos hace un año, que no le importa en absoluto Europa, (como ya ha demostrado). Que quiere ganar para echárselo en cara al gobierno, que no presenta propuestas y se dedica a hacer campaña con avioncitos, que se le pone cara de circunstancias con las buenas noticias y disfruta de las malas que sufrimos todos por el único motivo de querer llegar al poder; que incluso está en contra de que se publicite la participación porque le interesa la abstención, ellos se movilizan siempre. Y sobre todo por que España tiene que seguir siendo de izquierdas.

PD.: Sin que sirva de precedente, en este post sólo voy a contestar los comentarios dejados por Revertiano, que sin saberlo con su último post de su blog ha provocado éste. Pido disculpas a los demás.

5 comentarios:

Revertiano dijo...

Generalidades sin sustancia, Pical, tópicos y lugares comunes.
¿Es de izquierdas tu partido? Venga, hombre, si le estamos pagando todos a los bancos y a las inmobiliarias sus errores.

Anónimo dijo...

Si de verdad deseas una politica de izquierdas debes de votar a Willy Meyer.

ÉBOLI dijo...

Yo voy a votar, por respeto a las mujeres que se jugaron el tipo para que votáramos, pero lo haré en blanco. Estoy hasta lugares ocultos de políticos, de promesas, de insultos y de que nos tomen como imbéciles. Lo siento Pical, pero estoy decepcionada.

Anónimo dijo...

A estas alturas que digas que el P€$øe es de izquierda es muy respetable, pero por favor no nos tomes el pelo. Sigue votando al PPSOE , lo mismo un dia de estos tu solito te daras cuenta.

Capitán Spaulding dijo...

Me encantan las discrepancias pusto que son la sal de nuestra vida.
Hoy he votado a la izquierda. Sí, y lo he hecho porque siempre preferiré a una izquierda deslavazada a una derecha que tiene por únicos argumentos el "pío, pío, que yo no he sío" y "esto es un montaje socialista".
Que me aspen si me equivoco.