23 octubre 2008

...Y AL trigésimo TERCER AÑO RESUCITÓ

¿Os acordáis de aquello que escribió Fernando Vizcaíno Casas? Podíamos trasladarlo 30 años después. Si Vizcaíno Casas resucitó a Franco tres años después, ¿qué pasaría si resucitara ahora?

Podría resucitar el gallego -nada más lejos de mi intención- y al igual que en el libro de Vizcaino encontrarse con lo que está ocurriendo en España. Seguro, seguro que no le gustaría. Se encontraría que hoy mismo las máquinas han empezado ha tirar Carabanchel. Lo mejor de todo es que se encontraría procesado. Tampoco es algo que fuera mi intención. Pero pensado tranquilamente es algo que me gusta. No por que con ello consiguiera tener una idea diferente de la que tengo del ahora resucitado, no. Lo mejor, creo que lo único bueno de que se procese a los dictadores asesinos -a todos-, y los que le apoyaron y defendieron, es que se le nombre como lo que fueron: criminales. Y a éste el calificativo le viene al pelo.

Pero esto de resucitar a un dictador es algo que, gracias a Dios, solo es posible en la novela del escritor. Y ni tres ni treinta y tres años después despertará el tirano. Tampoco creo que sea necesario para nada. La justicia no debe hacer lo que ya la historia ha realizado. Los muertos que se queden en su tumba y éste sabemos donde está y lo que es. Sin ninguna duda es un golpista criminal y que la justicia lo sentencie o no, no me hará cambiar de opinión. Aunque también entiendo que para algunos es necesario verlo escrito en un papel oficial.

De igual manera digo que los, por él y los suyos, represaliados también deben estar en sus tumbas. En unas que ponga su nombre y que sean conocidas por sus descendientes. Para ello es por lo que la justicia debe trabajar, para que cada familia encuentre y den digna sepultura a sus muertos. No es una forma de abrir herida, sino todo lo contrario. Abrir fosas comunes y cerrar heridas.

…Y al trigésimo tercer año resucitó y encontró un juez que creo que se está pasando a conciencia, para no quedarse corto. Y que con lo de procesar a Franco, error donde los haya, y él lo sabe, está consiguiendo que se desvíe la atención hacia su persona o hacia la del caudillo. Mientras, muchas familias siguen encontrando, desenterrando y volviendo a enterrar a sus familiares.

Garzón, bendito el error que estás cometiendo al resucitar al muerto. Pero déjalo donde está que lo que es están levantando son otros.

13 comentarios:

Bermauntier dijo...

Y ahora alguno te dirá por aquí eso de Carrillo criminal de guerra... y no sé qué pensar la verdad.
La decisión del juez Garzón me parece una decisión muy acertada, muchísimo y lo apoyo.
Ya lo decían Los Yesterday: "...una tortilla con los dos huevos del juez Garzón y todo el mundo a engordar...". Dicho queda.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Que ese señor murió en su cama y fue enterrado con todos los honores y casi en loor de santidad, no lo puede negar nadie. Sé de gente, ya mayor, que fueron al Valle de los Caídos para ver si la losa que cubre sus, por fin, restos, es lo suficientemente gruesa y pesada como para que no la pueda levantar y volver, a modo de Lázaro del terror. Que en la guerra cada uno hizo de las suyas es algo,también, que la Historia, más o menos oficial y oficiosa, nunca podrá borrar y no viene al caso, ahora, pensar quién más o quién menos. Lo importante es que no fue precisamente en una cama donde murieron tant@s español@s que hoy tienen cunetas por colchones y casquillos de fusil por almohadas. Y es por ellos y ellas por los que merece la pena los excesos, los circos mediáticos, que dicen algun@s, desenterrar el horror y la muerte, para sacar a la luz, no a la otra España, derrotada y vengativa, sino los inocentes, dignos y pobres muertos que no tuvieron tantas bendiciones al ser sacados de sus casas y fusilados en las tapias de cualquier cementerio y echados como animales a un hoyo anónimo.Ellos y ellas también tienen su historia y como tal, tan digna de contar como la de los otros. Lo de la causa contra Franco, pues vale; que en un papel oficial pusiera lo que realmente fue, sería estupendo, pero ya qué más da. Su familia y descendientes serán expoliados, ultrajados, llevados a cárceles inmundas y, algún día, paseados entre fusiles y llevados al reino de irás y no volverás?. Como que no; ahora hay Democracia, Ley de amnistía, padres de la Constitución, reglas de olvido institucionales que pactamos todos y que los hace figuras blindadas de la Historia de España. Los otros y otras, los de la cuneta anónima, sólo quieren descansar en paz. Ha pasado el tiempo de la venganza, pero siempre nos resistiremos al olvido. Un saludo. Mª del Carmen Cabanillas Medrano.

Anónimo dijo...

Lo de rescatar a familiares enterrados en cuinetas, por supuesto.
La patochada de juzgar casos políticos varias décadas después, eso, patochada.

La Fiscalía del Poder Judicial lo ha dicho bien claro: en 1977 se aprobó una amnistía política para todos. Además, hasta 1946 no se tipificó lo de "Crímenes contra la Humanidad", por lo tanto no cabe la retroactividad para la Guerra Civil española, porque si cupiese, podríamos enjiciar a Napoleón y a otros anteriores.
Este juez prevarica, como insinúa el Fiscal del CGPJ, ya que dice que "actúa a sabiendas de que está fuera de lugar", y actuar a sabiendas en un tema que se sabe que no ha lugar es prevaricar. está en la ley.
Justicia para los asesinados, sí. Para los represaliados, sí, Para todos los que sufrieron, sí.
Ir contra las leyes del Parlamento (1977), vale, pero que quien vaya se atenga a las consecuencias, sea juzgado y acaso condenado, como se merece Garzón.

(Revertiano) (no sé qué coño pasa, que no me deja poner mi nombre en el encabezado.Esto es un boicot tuyo, seguro).

Anónimo dijo...

Me parece Pical, que este comentario tuyo esta vez está muy raro. No dices ni lo uno ni lo otro, dices que sí pero que no, que está bien pero que no es necesario, que bueno y que malo, que para qué pero que sí. En fin, así se gana siempre, y el primer comentario va de lo mismjo, no se moja

Diógenes dijo...

No es mala idea esa de cortarle los huevos a Garzón y hacer una tortilla de chorizo, por ejemplo.
Carrillo solo está constipado, debería usar prendas
Para el cuello.

Bermauntier dijo...

¿Quizás palestinos, Diógenes?
Al señor anónimo, creo que decir que lo apoyo ya es mojarme, que no dé argumentos es otro tema.

Diógenes dijo...

efectivamente berma... la kuffiya le viene al pelo, infinitamente mejor que la peluca rubia, además viene de maravilla para tapar manchas, aunque sean de sangre.

Revertiano dijo...

Diógenes, ¿la prenda para el cuello que propones para Carrillo tiene nudo, y no es una corbata? (¿nudo corredizo, por ejemplo?)

La Mari dijo...

Weno, esto no tiene nada que ver con el hilo de los comentarios, pero sólo quería invitarte Pedro a que nos veas este sábado en el café Theatre en Córdoba. A partir de las 6 de la tarde. Se que ahora con los peques lo tenéis difícil, pero bueno, para que lo sepáis. Ni que decir tiene que todos estáis invitados!!! jejejeje. Saludosss

Anónimo dijo...

Rever, ¿insinuas una soga como la que le pusieron a Hussein?

Bermauntier

Revertiano dijo...

Es que no sé exactamente a qué se refería Diógenes, por eso le pedía que lo explicara mejor, porque lo que dice a mí me sonaba a eso, y yo estoy contra la pena de muerte. Pero sí, creo que la Justicia deberia actuar contra Carrillo, siempre que siguiera adelante la barbaridad garzonita, y siempre que se tire por tierra la aministía de 1977, que creo es lo que debería prevalecer para todos, sea para lo que hicieron los malos, o sea para lo que hicieron los peores.

Diógenes dijo...

la prenda para el cuello era solamente para proteger su carraspera tabaquera. Sus posibles delitos han prescrito hace siglos, ¡que sois muy mal pensados!
Me gusta la pena de muerte tanpoco como a tí, imagínate si me gusta poco, que hasta estoy en contra de la pena de muerte que significan el aborto y la eutanasia.
Aunquqe ya se que eso aquí es tema
yu-yu.

Anónimo dijo...

Pedro pasanos las fotos del theatre cuando puedas, que las pongamos en nuestro blog.aprovecho para daros las gracias a ti y a tu mujer por asistir que no es facil buscar un ratillo teniendo esos pequeñines.besos

Angela Díaz.