26 abril 2008

Y A PARTIR DE AHORA ¿QUÉ?

Parece que de una vez por todas el Cerco Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo va a ser de Peñarroya-Pueblonuevo. Parece que sí, que ahora va a ser de todos los ciudadanos y va a dejar de estar en manos privadas. Parece que va a ser como debió ser desde un principio. Eso sí, sólo parece. Que según hemos sabido hasta ahora sólo hay un acuerdo con los propietarios del Cerco, y hasta que eso no este firmado, sellado y pagado yo no me confiaría, que ya sabemos como son estas cosas de los negocios y del dinero, ya que todo esto no es más que cuestión de dinero.

Por fin, si el acuerdo llega a buen fin, el Cerco Industrial pasará a ser de todos los ciudadanos. Podríamos hablar, e incluso debemos, sobre lo acertado del acuerdo, compararlo con otro anterior y sobre todo debemos tener en cuenta que en los últimos cinco años se ha perdido una estupenda oportunidad para la ciudad y para su relanzamiento económico cuando en un primer momento allí se iba a levantar el tan ansiado hospital. Naturalmente habrá que hablar de una contaminación que parece que en tan sólo cinco años se ha volatilizado como por arte de magia. Pero todo eso ya es pasado, si finalmente el acuerdo es refrendado, vuelvo a repetir. Empecemos, por una vez, a pensar en el futuro, antes de que como siempre nos pille con los deberes sin hacer.

Lo primero es no vender la piel del oso antes de cazarlo. La compra por parte del ayuntamiento de esos terrenos tendrá que ser aprobado en pleno y de momento eso no ha ocurrido y veremos a ver si ocurre. Después habrá que hacer un plan estratégico para saber, desde un primer momento, qué queremos hacer en el Cerco y con lo que hay en el Cerco. Que no ocurra que se empiece a meter mano sin ton ni son y sin pensar nada más que en el ahora. Cosa que también es muy frecuente.

Ha dicho nuestra regidora que llegado el momento abrirá un concurso de ideas para consensuar el futuro de esos terrenos y de todo lo que allí se encuentra. Desde aquí yo ya emito la primera idea. Antes de empezar a hacer nada y desde el momento que todo eso sea de titularidad pública hay impedir por todos los medios que se siga atentando contra lo que allí se encuentra y expoliando nuestro patrimonio industrial. Que ya será de todos. No olvidemos que parte de lo que hay es parte de nuestro patrimonio histórico y cultural, incluso catalogado como tal.

En este momento es una idea. En el momento de que el Cerco sea del ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo, y por tanto de sus ciudadanos, dejará de ser idea para ser exigencia. Si es necesario se tendrá que impedir la entrada a ciertos lugares de ciertas personas, e impedir la realización de algunas actividades que se realizan frecuentemente en gran parte del Cerco. Espero que así sea. En caso contrario será un fragante caso de dejadez, como ya lo viene siendo desde hace tiempo. Estaremos alerta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

TÚ COMO SIEMPRE, SI LO OPERACIÓN LA HACE TU AMIGO RAFAEL MUÑOZ, ENTOCES SI TE LO CREES.

PICALCAN dijo...

Parece que sólo has leido el primer parrafo. Ahora sigue leyendo y ya verás.