12 noviembre 2008

GRACIAS A AFAMMER . MUCHAS GRACIAS

En la tarde de hoy la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER) Córdoba ha celebrado en Espiel el Día de la Mujer Rural. Un acto en que además de otras actividades en las que han participado más de 300 mujeres se ha celebrado la entrega de la Segunda Edición de los Premios AFAMMER CORDOBA, y aquí viene la buena noticia y el motivo de mi orgullo y alegría, y por el que quiero dar las gracias.
Esta asociación ha tenido a bien concederme uno de estos premios. Consiste en un pergamino en el que se lee "director y presentador del programa de radio Peñarroya "Las cosas de la vida", por su labor de difusión del medio rural, así como de conociemiento de las costumbres populares. Por contarnos la realidad de la comarca del Guadiato con esperanza de un futuro mejor"
De verdad que me ha emocionado y, aunque parezca una cursilada, este premio es en realidad para la personas que hacen posible que el programa "Las cosas de la vida" se pueda hacer todos los viernes. Son las personas que hacen algo en nuestra comarca, aquellas que consiguen que siga viva y dedican su tiempo a realizar cientos de actividades en nuestros pueblos. Mi función en el programa es sólo organizar un poco su contenido y hacer posible que esas cosas las conozcamos todos, pero los protagonistas son siempre los invitados que tienen algo que contar y algo que hacer. Así que el premio es para todos y todas ellas.
Me alegra más que el premio haya venido desde una asociación de mujeres. Sin ellas, sin las mujeres del Guadiato, nuestra comarca nunca avanzará. Son ellas las que tienen que tirar del carro, para que vaya para adelante. En muchas ocasiones me he dado cuentas que son muchas más las mujeres invitadas que los hombres, y eso es debido a su actividad. Ver hoy tantas mujeres deseosas de ayudar a que sus pueblos, su comarca, avance es un motivo de "esperanza en un futuro mejor" , mucho mejor.
Por otro lado, me ha llenado de orgullo poder compartir esta distinción con otra importante, por su labor, asociación, la Confederación Estatal de Mayores Activos CONFEMAC y con Alberto Díaz-Villaseñor y con Aurora Rubio a la que se le ha distinguido especialmente. Ellos, y su gran valía, hacen que me sienta mucho más alegre a compararme, aunque sea mínimamente, con ellos.
Como el premio ha sido para el programa debo y quiero acordarme de los que son o han sido mis compañeros y sin los cuales "Las cosas de la vida" no sería lo que es. Emilio Avalos, que desde el control hace posible que nos escuchemos y nos pone buena música, Ramón Delgado con quien dimos los primeros pasos, José Alonso que compartió una época del programa, Dori Cuadrado que le puso nombre al programa y nos enseñó a andurrear en esto de la radio, Luis Recober, el jefe de todo y de cuantos hacen posible con su ayuda, de una u otra forma, que "Las cosas de la vida" sea posible.

Gracias a todas. Gracias por acordaros de mi y gracias por hacerme sentir más orgulloso de "SER" del Guadiato. Gracias a la radio y a Radio Peñarroya por darme la oportunidad de vivir momentos como éste.Gracias a mi amiga Rosa, presidenta de AFAMMER CORDOBA, por tener en cuenta nuestra amistad al otorgarme este premio, de otra manera no se entiende. GRACIAS.

4 comentarios:

ÉBOLI dijo...

Gracias a ti compañero y amigo en estas lides "rurales". El premio era para el programa, para todas las personas que lo hacéis posible, y en especial para ti. Y el tema de la amistad que tenemos, no sirve para dar premios, de verdad, un grupo de mujeres fuímos las que dimos el visto bueno, aunque yo propusiera. La amistad contigo y con Alberto (Revertiano) a mi me ha servido para creer que el mundo es mejorable, de que hay esperanzas, porque hay gente como vosotros. El honor es mío de haberos conocido. Y lo que sentimos es daros solo un pedazo de papel con letras, que parece que los premios u homenajes, cuando no van con euros detrás no son de prestigio. A nosotras, las mujeres del Guadiato, sí que nos sirven las palabras que van escritas de corazón.

Revertiano dijo...

Yo tengo que dar de nuevo las gracias en este blog (ya que el mío está de capa caída), al igual que tú por el premio recibido. Para mí fue una sorpresa de la "mala" Rosa, y, como dije allí en el acto, no creo emrecer ningún premio por dedicarme a lo que de verdad me gusta y apasiona: promover y desarrollar la cultura en la medida de mis posibilidades y de mi creatividad. Soy, y siempre lo reconoceré, un producto de mi pueblo y de mi comarca. A ellos se lo debo todo: mis recuerdos, de los que se nutre mi obra, mi amor por lo vivido y por los seres conocidos, el ser muchas veces osado y reivindicativo, como mis convecinos en esta tierra, un poquito renche y, en general, muy sentimental.
Gracias de nuevo por el honor, Rosa, a ti y a la asociación Afammer. Además, que siempre es un gusto visitar otros pueblos, como en este caso Espiel, y conocer más en profundidad a sus autoridades y a otros invitados muy interesantes, estas cosas lo enriquecen a uno de vivencias y más recuerdos.

ÉBOLI dijo...

Ains ains ains con los malos que os ponéis en plan sentimental. Posssss claro que os merecéis el reconocimiento, que no todo el mundo actua con el compromiso que vosotros tenéis, o es que siempre se va a dar premios y palmaditas a los politicuchos de marras. Ahhhh! y ahora que estoy en plan malvado, decir que el premio de picalcan al final no era para él... je je je o eso ponía en el pergamino... ¿por qué no lo cuentas? eh eh!!! porque creo que tienes guardada la sorpresa para cuando diga que yo no me equivoco, lo cuál por otra parte, es verdad verdadera, se equivoca la máquina de la imprenta, pero yo? aooonde me equivoco yo? pues malos y malas, el premio no fue para Pedro Calzado Canales, sino que en el pergamino ponía Perro Calzado Cantero, así que quien conozca a este Perro, que le entregue el premio je je je

Anónimo dijo...

No se en qué se fundamentan estos premios para ser concedidos ni quién los concede. Está claro que tú y tu equipo os lo merecéis al cien por cien. Hay casos, como en todos los premios, en que la cosa no está tan clara y, a veces, se les conceden a meras fachadas, cascarones mediáticos vacíos. La lucha por la mujer en el mundo rural, sobre todo, va más allá de una simple foto de políticos y unas palabritas con sonrisa de fondo. Hay que luchar y conseguir vencer en esas pequeñas batallas por la igualdad de oportunidades en nuestra sociedad en la que nuestras mujeres no lo tienen nada fácil. Hay que apoyarlas en sus proyectos y casi mimar a aquellas emprendedoras y nuevas empresarias que se atreven a poner toda la carne en el asador para crear futuro y, sobre todo, un futuro de mujeres. Creo, visto lo visto en Belmez, con proyectos creados por alguna de esas heroínas, que a veces, los premios, casi, casi, que no son justos y poco refleja, su concesión, la realidad en la que se mueven las emprendedoras frente a Ayuntamientos que tiran mucho de foto y poco de ayuda y apoyo real. Lo importante de un premio, no es el dinero que pueda ir detrás, sino que sean concedidos por los logros conseguidos en pro de algo; lo importante de los premios es el alma esperanzadora y valiente del que es premiado y, visto lo visto, insisto, no siempre se premia a quien lo merece, desgraciadamente. Enhorabuena, Pedro, por seguir creando futuro y los demás, a aprender. Un saludo. Mª del Carmen Cabanillas Medrano.