07 julio 2007

FERRÁN ADRIÁ Y MI MADRE

Llevamos oyendo desde hace tiempo que un compatriota nuestro es considerado el mejor cocinero del mundo. Quise saber que cualidades adornan a este señor en la cocina y me enteré que es creativo, tenaz, imaginativo e intuitivo y que utiliza productos de la zona y de temporada para preparar sus platos de alta cocina. Entonces, sin desmerecer a este genio, mi madre si que tenía que ser considerada la mejor cocinera del mundo. Y seguro que también la de quien lee este artículo.
Cocinar todos los días del año, aún en vacaciones, para toda la familia dos veces al día e incluso preparar alguna que otra sorpresa para la merienda, eso si que se puede considerar tenacidad. La creatividad la derrochaban nuestras madres para poder llevar a la mesa la misma cantidad de comida el día uno de cada mes, cuando su monedero acababa de ser llenado, como el día treinta cuando la alacena estaba tan vacía como la hucha. Creativa era la cocina mi madre cuando de un guiso de lo que fuera era capaz de sacar tres o cuatro platos diferentes para que con el mínimo gasto comiéramos durante varios días sin desaprovechar nada y utilizando los productos de la zona y de la temporada, que siempre eran más baratos
A todo esto había que unir el que nuestras madres cocinaban para varios hijos, que naturalmente no querían comer lo que normalmente no le gusta a los niños. Las verduras, el pescado y alguna que otra fruta se tenían que preparar con imaginación para intentar engañar la vista o incluso el olfato de los más pequeños que teníamos que “comer de todo” sin que el rato de la comida fuera un verdadero suplicio.
Por todo ello, creo que en mi casa está la mejor cocinera del mundo y prefiero comer allí, con mi madre, que en el famoso restaurante El Bulli. No se como lo hace, pero mi madre siempre tiene preparado lo que me apetece comer el día que voy a visitarla. Eso si que es intuición en la cocina.

4 comentarios:

Antonio Jesús Cobos dijo...

AMÉN HERMANO.
NO CREO QUE EXISTA MEJOR COCIDO QUE EL DE MI MADRE, QUE SERÁ COMO EL DE LA TUYA, EL MEJOR PARA TÍ... Y LAS ABUELAS????????? CALIDAD Y CAAAAAAAAAAAANTIDAD. Y OJO, "NO TE DEJES NADA QUE ESTÁS MUY DELGADO NIÑO".

Bermauntier dijo...

Pues sí: las madres ese gran desconocido. La verdad es que mi madre tiene mano el cocina (solo hay que verme) y, por cierto, voy a ver si le digo que me haga tortilla de patatas, que tengo unas ganas...
Pical, demonio mío, explícame que es eso de "para el que quiera volverse loco".

PICALCAN dijo...

Este diablillo siempre tuyo ha querido unir dos cosas que dices en tu blog para hacer le link mas atrayente. "paraelquequiera" y "quien entre que sepa que puede salir con graves daños mentales". Vamos un blog para el que quiera volverse loco. De alegría supongo.
Pero si quieres lo cambio.
Por cierto, a mi también me apetece, dejame un poquito. ¿Con cebolla?

bermauntier dijo...

No lo cambies Pical, que me gusta, no así la tortilla de patatas con cebolla, la prefiero normalita, sin cebolla y con palillos. ¡DIOS, QUÉ HAMBRE!