27 agosto 2007

OTROS VENDRÁN QUE.. (VA DE FERIA)

EN más de una ocasión he oído hablar que habría que olvidarse de la feria de agosto para centrar los esfuerzos en la de Peñarroya. Pues parece que el actual equipo de gobierno va camino de conseguirlo, eso si, sin proponérselo. Por lo menos eso quiero creer.Esta edición de la feria de Pueblonuevo solo ha tenido el atractivo de ver en nuestras calles y por unos días a muchos de los que en su día partieron de nuestra localidad. La realidad es que parecían legión al lado de los pocos que nos hemos quedado y que vivimos en Peñarroya durante todo el año. No es para menos. Entendible que muchos prefieran irse de vacaciones durante los días de feria. Como diría el otro “para lo que hay que ver”. Si se sigue dando la imagen, esa de la que tanto habla la regidora de nuestro ayuntamiento, que se ha dado durante esta feria, ni propios ni extraños acudirán a la llamada de la feria de agosto.Como decía anteriormente, pocos han sido los atractivos de un paupérrimo programa de actos preparado por nuestro ayuntamiento. Además de poco lo ofertado, en general, mal la organización. Parece increíble que entre los actos de una feria de un localidad que tiene que dar una buena imagen no exista ni una actuación de renombre y que toda la animación se reduzca a orquestas de dudosa categoría y a matinés de, ya no dudosa sino pésima calidad, en una caseta municipal montada a última hora. Incluso la calidad de alguna de las orquestas sirvió para que alguna ciudadana regriminara al propio concejal de festejos.La juventud, olvidada. Un solo concierto de un grupo desconocido, desterrado a un lugar que los propios organizadores denominaban zona de botellón (blanco y en botella) y por el que incluso había tráfico de vehículos mientras se celebraba el concierto. Pocas, escasas la actividades deportivas organizadas con motivo de las fiestas de nuestra localidad. En la mayoría de los casos estas actividades han corrido a cargo de clubs locales con el olvido de los “organizadores”. Incluso se ha dado la circunstancia que ni antes, ni durante, ni después de alguno de estos eventos deportivos haya aparecido ni un solo representante del ayuntamiento. Ni siquiera para la entrega de premios.Para destacar algo positivo, el inicio y el final de fiesta. Parece que tanto el espectáculo de calle con el que se dio comienzo a la fiera, como los fuegos artificiales que le dieron fin dejaron un buen sabor de boca.Poco, muy poco, con lo que nos tenemos que conformar. Recuerdo ahora aquella frase muy dicha para confirmar que vamos de mal a peor, y que no es nada más que reflejo de la realidad. “Otros vendrán que bueno te harán”. Y así es doña Rafaela.

2 comentarios:

^CoBrEiToR^ dijo...

joio por lo menos di el nombre del grupo de música , por si yo lo flipo con él y voy al concierto :D

Revertiano dijo...

Mejor haber traído a los Tronchapenkas.