20 marzo 2007

POR EL MAR CORREN LAS LIEBRES

Ahora que vamos despacio… y a juzgar por lo que en los últimos días estamos oyendo y leyendo, el futuro próximo de nuestro querido Valle del Guadiato y más concretamente de Peñarroya-Pueblonuevo va a ser una maravilla que va a dejar en paños menores el desarrollo que se haya producido en cualquier territorio y en cualquier momento histórico.
Si nos creyeramos lo que oimos y leemos en breves fechas y a través de un tren turístico proveniente de Cerro Muriano vendrán hasta nuestra comarca cientos de miles de personas. Cuando hablamos de personas debemos hablar de turistas que precisamente para ellos se crea el tren. Suponemos que estos turistas, vendrán a nuestra tierra atraídos, como no podía ser de otra manera por la variada y múltiple oferta turística que la zona ofrecerá. Siguiendo con las suposiciones dentro de esta oferta debe estar el "valor añadido" que para alguna es que, ya para entonces, gran parte de nuestra comarca sea considerada Zona de Especial Protección de Aves, más concretamente de avutardas. En resumen, que podemos suponer que miles de turistas se van a montar en un tren en Cerro Muriano para venir al Guadiato a contemplar el paisaje en el que con suerte podrán ver 83 avutardas. Y ¿por qué no? Preguntará alguno
En otro orden de cosas y siguiendo con el ejercicio de predecir en futuro, en nuestra zona en poco tiempo todos estaremos cara al sol. Pero que nadie se asuste, que no es que tengamos que soportar una dictadura sino que estaremos pendientes del astro por que de él dependerá nuestro futuro y el de media España y nuestro posicionamiento como zona pionera de las energías renovables y alternativas. Y ¿por qué no? Volvería a preguntar el mismo de antes.
Parece, según las mismas fuentes, que la fisonomía de nuestra localidad cambiará radicalmente debido al afán de las empresas constructoras de viviendas que se verán desbordadas por la demanda una gran cantidad de ciudadanos que, si la cosa sigue como hasta ahora, aumentarán de una manera alocada la población de Peñarroya-Pueblonuevo y que podrán permitirse comprar una vivienda gracias a las hipotecas que recibirán en las sucursales de las numerosas entidades bancarias que se instalarán en la zona. Estas entidades también prestarán sus servicios a todas las empresas que se instalarán en los muchos metros de suelo industrial del que disponemos y que dará cientos de puestos de trabajo a otros tantos ciudadanos que podrán desplazarse hasta sus empresas en su vehículos a través de un estupendo vial norte y la no menos mala travesía.
La verdad es que si atendemos a nuestro presente y a nuestro más reciente pasado lo único cierto de todo este cuento será lo de la ZEPA, de la que parece que no nos libramos, y no como valor añadido sino como otro de los males que nos han caido encima. Seguro que se debe a la cercanía de las elecciones o que esas voces malintencionadas cantan todo esto que he contado como aquello de que… por el mar corren las liebres

1 comentario:

eboli100 dijo...

Y no se te olvide que seremos ejemplo de igualdad, ya que se seguirán publicando artículos que luchan por la promoción de la mujer y ensalza todas sus virtudes.